Trabajos del futuro





Nadie puede hacerse el distraído ante el avance de las tecnologías y su influencia en el mundo laboral. Esto presenta un gran dilema sobre cuán beneficioso (o no) es el ritmo de avance de la automatización y las tecnologías.

Otros, en cambio, se focalizan en los nuevos trabajos que se crearon y se crearán a través del avance de las tecnologías: Entonces, surgen preguntas como: “¿Tecnología positiva para el trabajo?”, ¿Cómo incorporamos todo esto? La realidad indica que es un proceso natural, está entre nosotros evolucionando hacia quién sabe dónde, pero podemos trabajar sobre nuestra “capacidad de adaptación y absorción”. Esto fundamentalmente puede y debe hacerse desde la educación.

Para que nuestros hijos sean los “early adopters” del trabajo del futuro (sea más o menos positivo para la sociedad, pero que será) lo más recomendable es orientar su educación hacia estos “hechos” que ya no son discutidos por ningún bando. La metodología conocida que mejor se adapta a este futuro incierto es STEM, no pierdan tiempo.

El enfoque STEM en educación requiere el uso de métodos innovadores y alternativos de enseñanza, tales como proyectos, prácticas de laboratorio y herramientas tecnológicas.

Al mismo tiempo, la robótica educativa se está convirtiendo en el próximo paso en la educación debido a su carácter innovador y la experiencia práctica que ofrece a los estudiantes haciéndolos más receptivos a los estímulos de aprendizaje.

Sobre el autor

López, George Alexander

López, George Alexander

Ing. Industrial por la Universidad Tecnológica Nacional. Amante de los animales y del buen comer.